Bodas de oro sacerdotales

Hoy festividad de «Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote», don Miguel y don Mariano celebran sus bodas de oro sacerdotales

   Un buen pastor, un pastor según el Corazón de Dios, es el tesoro más grande que el buen Dios puede conceder a una Parroquia, y uno de los dones más preciosos de la misericordia divina. Así nos lo decía el Santo Cura de Ars, porque el sacerdote no es sacerdote para sí mismo sino para vosotros. Es por ésto que hoy nos alegramos y regocijamos  felicitándo y celebrando todos los que formamos  la familia parroquial las bodas de oro sacerdotales de nuestros queridos don Miguel y don Mariano, a quienes encomendamos de manera especial y con todo cariño.

  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.