Los pequeñuelos a Cristo

   El próximo domingo 21 de mayo,VI de Pascua, en la Misa de 12’00  nuestros pequeños recibirán por vez primera a Cristo. Por este motivo la Santa Eucaristía comenzará a las 11’30 h.

    Un día gozoso, para niños, familiares, sacerdotes y toda la comunidad parroquial que acercará a estos pequeñuelos a Cristo.

   Es oportuno recordar que nuestro Cardenal-Arzobispo, ha manifestado la conveniencia de recuperar el Decreto de San Pío X sobre la edad de la Primera Comunión, según el cual la edad de la discreción para la Comunión es aquella, en la cual el niño sepa distinguir el Pan Eucarístico del pan común y material, de suerte que pueda acercarse devotamente al altar. Así, pues, no se requiere un perfecto conocimiento de las verdades de la Fe, sino que bastan algunos elementos, esto es, algún conocimiento de ellas; ni tampoco se requiere el pleno uso de la razón, pues basta cierto uso incipiente, esto es, cierto uso de razón,  esto es, los siete años, sobre poco más o menos.

  A fin de no desdibujar lo que acontecerá el próximo domingo 21 y con el deseo de que sea para estos niños la primera de muchas comuniones, os dejamos una reflexión publicada por la jóven Inés Ruíz Lorite:

   ¿Celebrar o recibir la comunión?

   Mi sobrino está emocionado, no para de contar los días que quedan y de decirle a todo el mundo que este año le toca hacer la comunión.

   Yo no paro de pensar que regalo puedo hacerle, ese algo que le haga mucha ilusión y lo disfrute, pero a la vez me hago la pregunta: ¿qué mejor regalo que lo que va a recibir?

   Mi sobrino no va a celebrar una fiesta de cumpleaños,va a recibir al Señor, va a tomar el Cuerpo de Cristo, y no es un acto cultural que haya que celebrar, sino que el acto de recibir a Dios es el motivo de la celebración de después.

   Como no hemos sabido valorar y darle el sentido real que tiene la COMUNIÓN, ahora simplemente por llegar a 3º o 4º de primaria, los niños merecen una fiesta, en la que si no crees en Dios, puedes convertirla en comunión civil. Lo importante es que ante todo a los niños no le falte una celebración a esa edad. ¿Y qué es una primera comunión sino recibes a Dios sabiendo realmente lo que recibes?

   El mejor regalo que le puedes hacer a tu sobrino no es un móvil o un videojuego. Es más, es que el mejor regalo que le puedes hacer a tu sobrino es no regalarle un móvil, una tablet o algo parecidos, sino ponerle en contacto con Dios, ayudarle a vivir la Misa con más entusiasmo, explicándole las cosas que no entienda, allanándole el camino, para que cuando tenga la suficiente capacidad de elección pueda decir: “yo, hoy, recibo a Dios porque quiero y no porque me hicieron una fiesta de primera comunión”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.