Educar a nuestros hijos: un derecho-deber esencial que nos recuerdan nuestros obispos

    Es un deber y un derecho de los padres, que debe estar garantizado por los poderes públicos y gozar de absoluta libertad para escoger tanto la escuela y el tipo de educación moral y religiosa que deseen para sus hijos, de contar con los agentes educativos que deseen y de crear escuelas e institutos propios. El Estado debe respetar los derechos y deberes de los padres y ha de actuar en el campo educativo evitando el estatismo y aplicando el principio de subsidiariedad conforme a los principios de libertad religiosa inclusive en las escuelas no-católicas. Cardenal Antonio Cañizares y Monseñor Sanz Montes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.